PROBAMOS EL SUJETA PARAGUAS DRY&GO DE DEKI – ¡QUE SE PREPARE LA LLUVIA!

Gracias a Deki, he podido descubrir este ingenioso invento. Os aseguro familia al volante, que en un primer momento no sabía que existían los sujeta paraguas para carritos. Esta es la primera vez que he podido probar y usar uno y lo he hecho en repetidas ocasiones para poderos dar mi más sincera opinión. (He tardado un tiempito ya que por aquí parece que este año el invierno se nos hizo derogar) pero por fin, aquí está mi reseña.

2
                   No puedo dejar de mirar esta foto, me resulta ¡tan graciosa!

Comencé haciendo una prueba:

  • Primero, opté por usar solamente “mis dos manazas” sin el sujeta paraguas y las llamo “manazas” porque suelo tener “manos de mantequilla” cosa que coja y quiera tener máximo cuidado se me suelen acabar cayendo (Mi móvil por ejemplo) ¡Ojo! Mis peques nunca, no os vayáis a asustar (Ahí actúan también los brazos ¡menos mal! jaja).  Con una de mis manos, agarraba el mango del carrito y con la otra el paraguas (mi manillar es cerrado, por lo que se dice, suele ser más fácil su manejo que en las sillas de paseo con manillares abiertos) Comencé mi mini-paseo y Baby Alonso estaba dormido… Paraguas en la mano derecha y carrito empujado por la mano izquierda… Al principio era un caminito recto. Mientras el carro iba sin tomar muchas curvas, yo iba más o menos bien. Después empecé a tener que girarlo un poco ya que el camino me obligaba… ahí ya comenzó a no gustarme tanto el asunto. De repente ¡un escalón!  ¡La dichosa acera desaparecía! así que tenía que bajar el carrito sí o sí al asfalto… intenté hacerlo con el paraguas cubriendo mi cabeza, pero acabé bajándolo y agarrando el manillar con las dos manos.

Era un escalón alto y no me daba seguridad bajar al bebé con una mano sola sujetando el carro y sí, menos mal tengo un 4×4 increíble y con una amortiguación estupenda, pero era uno de esos momentos de instinto de madre que te dice ¡no lo hagas! y después de “lograr” bajar el escalón… unos pocos metros después había una calle inclinada ¡Lo que me faltaba! ¡más de lo mismo!

Sentir que el carro va como tirando de ti y no tener la seguridad de contar con las dos manos para desacelerarlo no molaba nada. Encima el peque se despertó y tenía que ingeniármelas para atenderlo con una mano sin mojarnos ninguno de los dos.

Resultado: La lluvia se tuvo que haber partido de risa al ver fuerte espectáculo. Desastroso… Mi intención era lograrlo mojándome lo más mínimo posible, pero simplemente bajar el dichoso escalón fue suficiente para volver al coche con el pelo medio mojado. Así pues, el veredicto: Lluvia 5 – Mamá al volante: ¡Arranca y vámonos anda! Me pongo un 1 porque como se dice la intención también cuenta…

6

  • Ahora, os cuento la prueba con mis dos “manazas” en el manillar y El Sujeta paraguas Dry&Go de Deki colocado en el: La primera vez lo instalé en casa antes de salir, fue muy sencillo. Cuenta con dos adaptadores a cada extremo, uno para adaptarlo al paraguas y otro para adaptarlo al asa del carrito. Me parece genial el hecho de que sea adaptable, ya que así nos sirve prácticamente para cualquier paraguas o carro. En cada extremo, cuenta con un botón, el cual, al presionarlo, permite cambiarlo a la posición que deseamos en el extremo que estemos presionando en ese momento. Eso nos ayudará a reclinar hacia delante o hacia atrás el paraguas. Por ejemplo, dependiendo del sentido en el que sopla el viento y nos llegue la lluvia.

     

    Instalación
         Nos os perdáis mi cara de concentración instalándolo en la calle también

Es ideal también, cuando no lo estemos usando porque con presionarlo solamente una vez, podemos dejar el paraguas cerrado colgando del asa (dejarlo recogido) y si vemos que llueve volvemos a presionarlo y lo colocamos de nuevo en posición para abrirlo y protegernos de la lluvia ¡Muy cómodo!

 

9

Esta primera vez de prueba, fuimos al centro comercial y nos aparcamos en una zona sin techar (estas épocas Navideñas es lo que tiene) Lo primero que hicimos fue montar el carro y colocarlo en la puerta para subir al bebé en el… ¡Vaya! ay ya noté la diferencia de ir con el sujeta paraguas.  No sabéis que alegría poder sacar al peque con las dos manos y mientras el paraguas nos estaba cubriendo completamente a los dos ¡Fue perfecto! Subí al peque al carro, cerramos el coche y fuimos a comprar. Cuando llegamos a la puerta del centro comercial lo cerré, lo puse en posición recogido y listo.

3

Después al salir dije: ¡espera! lo tengo que seguir probando un poco más hoy (No vaya a ser que no vuelva a llover en varios días) Me hice un recorrido de unos 15 minutitos dando vueltas por fuera del centro comercial. Lo mejor de todo, fue cuando una abuelita se acercó a preguntarme que era lo que llevaba para sujetar el paraguas, que si venía con el carro ¡Súper top ella! ¡Me encantó! Si llega a leer esto algún día le mando un saludo, Carmen creo que se llamaba.

Bueno, os podéis imaginar mi paseo… intenté hacer el recorrido lo más difícil que pude. Girando el carro por completo para volver sobre mis pasos y cogí un “escalón monstruoso” oye, que cara de felicidad se me puso cuando vi que pude agarrar el carro con las dos manos esta vez y todo había salido genial. Al finalizar el paseo ya solo chispeaba un poquito, pero decidí meter al bebe en el coche volviendo a acercar el carro con el paraguas y de nuevo fue una idea genial. 

mamaalvolante 1

Resultado: La lluvia ¡Ay, Ay, Ay, Ay Canta y no llores! y Mamá al Volante ¡10 Points! imaginadme cantando la canción de Rihanna – Under my umbrella , ella, ella, eh, eh, eh… ¿La recordáis? Pues a mí me vino a la mente en varias ocasiones hasta quizás llegué a tararearla…

5

Bonit@s, si os preguntáis si os recomendaría este producto mi respuesta es sí. Seguro que al principio os pasaría como a mí, que pensáis ¡Bah! Voy escapando debajo de la lluvia… pero os puedo asegurar que después de haber probado en varias ocasiones el sujeta paraguas de Deki se viene con nosotros a todos los paseos ¡me ha encantado!

8

Antes de que se me olvide, también puede usarse en carritos de golf y en sillas de ruedas. Me parece un imprescindible para las sillas de ruedas ya que tanto la persona que la usa como la persona que empuja la silla (si es que es empuja da por alguien en algunas ocasiones) estarían protegidos de la lluvia ¡Es súper práctico!

Descubriréis otros novedosos productos de Deki haciendo clic aquí 

¡Os encantarán! También podéis encontrarlos en Instagram y Facebook

¡Espero que os haya gustado!

Un beso gigante,

Aura

10

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *