TIRAR DE LOS BRAZOS DE LOS NIÑOS PARA JUGAR ¿SÍ O NO?

Se supone que esta pregunta es obvia en los bebés. Parece de sentido común pensar que de los brazos de los bebés no se puede tirar; pero ¿y de los niños un poco más mayores?
 
 
El sistema músculo-esquelético tanto del bebé como del niño de 4 ó 5 años aún no está lo suficientemente desarrollado como para soportar tirones y mucho menos el peso de su cuerpo.
 
Resultado de imagen de tirar de los brazos del bebé

Es habitual ver cómo los padres juegan con sus hijos a saltar escalones tirando de los brazos, arrullarlos tirando de sus manos, levantarlos del suelo jalando de ellos cuando montan un berrinche… situaciones de lo más frecuentes, que podemos observar a diario en cualquier parque…

 
Es muy importante conocer que tanto el hombro, el codo y demás articulaciones del bebé o niño están compuestas por unas estructuras que garantizan la estabilidad de dichas articulaciones; hablamos de los ligamentos, los tendones, los músculos y la cápsula; éstos también presentes en el adulto, pero que en la infancia no están totalmente conformadas, con lo que el riesgo de luxación (dislocación) es muchísimo mayor empleando menos fuerza o impulso que en el adulto.
 
Es decir, lo que a un adulto nos puede resultar un mínimo tirón, al niño puede causarle un daño importante e incluso irreversible. En los peores casos, daños nerviosos ocasionando una parálisis del miembro superior, debido a una fractura o luxación; y en el otro extremo, más común, pero por eso no menos importante, una inestabilidad crónica del hombro o hiperlaxitud ligamentaria que podría traer problemas en la edad adulta del niño, como dolor y riesgo a luxaciones repetitivas, es decir, “se sale el hombro con cualquier actividad”.
Resultado de imagen de bebe con rabieta en el suelo
 

Nunca ante una rabieta en la que se tiren al suelo, tiremos de sus brazos. Es preferible soltarles y tomarlos bien por debajo de las axilas, en el tronco; ya que en una rabieta no sólo tiramos nosotros sino que ellos también tiran y en sentido contrario, por lo tanto la fuerza se multiplica x 2.

Así que ya sabemos, podemos seguir jugando con nuestros niños a los mismos juegos pero teniendo en cuenta por donde los cogemos… ¡Nada de tirones! ¡Siempre mejor cogerles por el tronco!
Resultado de imagen de tirar de los brazos del bebé
 
 
Muchas gracias a nuestra fisioterapeuta por hacer posible este post:
Laura Abrante Escobar
COL. 1593
 
 Si os ha gustado no os olvidéis de compartirlo,
 Un abrazo gigante,
 Aura
 
 
 
* Todos los derechos del texto reservados por Mamá al Volante Blog.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *